Oda por una joven alemana que desafió a los dioses un día de primavera.

By: juanrico

Apr 25 2017

Category: Uncategorized

Aperture:f/32
Focal Length:209mm
ISO:1600
Shutter:1/500 sec
Camera:Canon EOS 400D DIGITAL


No hay manera de someterse a la verdad de la muerte;/

frente a la certeza de morir un día, /

no hay consuelo;/

no hay esperanza de volver a la vida,/

a pesar de las infinitas millonésimas probabilidades/

de haber nacido otro día./

“Sin embargo, aquel día encontraste/

la belleza de la muerte,/

la seducción del pecado, /

y la frialdad de la virtud”,( Luis Buñuel)./

No soportaste el envilecimiento de la vejez,/

aunque penetraste en el peor de su variable: la muerte./

Te llevaste contigo tus palabras y tus pensamientos,/

que acariciaban sin voz tus secretos,/

tus turbios y decididos pasos por ignotos senderos,/

pisadas de sal, mar y luz entre pinares de sol inerte, /

cautos y serenos./

Renunciaste a la luz de las estrellas,/

sonata eterna de las olas, /

a la belleza de tu cuerpo fresco, de color y brillo, /

a la luz de la tarde,/

del pincel morado y de glauco brillo,/

al ballet elegante de tu esbelto cuerpo entre las olas,/

al paroxismo del placer y del dolor,/

al mismo tiempo: quimeras solas./

Pudo tu soberbia vencer al azar de los dioses,  /

nunca vivos, siempre muertos,/

que envidian de los hombres la juventud y la belleza-/

lo mas hermoso, lo mas bello-/

Que desde el Olimpo, su templo, no pueden ver sus ojos, /

siempre huecos, siempre ciegos./

Sólo Apolo y Afrodita con dolor divino, lloran a tu destino/

rebelde, y tan siniestro./

Le robaste a Zeus el rayo, su poder,/

su mandato etéreo,

desafiaste a Poseidón, a sus olas y a sus caballos/

de espuma,/

los crines de viento desarbolado,/

rizados y severos./

Vengaste los parricidios de Saturno,/

que, aún vivos, todavía tiernos,/

devora a sus hijos,/

de sangre insaciable de sed,/

 sediento eterno./

Te sublevaste con valentía, sin miramientos,/

le robaste a Júpiter/

su poder y su fuego, /

y a Poseidón el mar,/

galopaste en su cuadriga de corceles /

desbocados, encrespados, /

de rabia rugían/

entre las mareas y los vientos:/

desde el céfiro, al mistral y al cierzo,/

cabalgando a la grupa de sus alas, /

volando entre los vivos de este infinito cementerio./

Desafiaste a tu destino, quizás, una temprana primavera,/

no rompiste la alianza del azar y la fatalidad,/

tu destino, /

el nuestro,/

de la humanidad siniestro./

 

   

Advertisements
Nick's Blog

Nick Momrik: Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: