Añoranzas de otros tiempos.(VI)

By: juanrico

Apr 19 2022

Category: Uncategorized

Panem et circensis

Aunque lo intuían, Andrés, el sobrino de la Frasca, que corría con el negocio del casino de la plaza, y a Piti, el hermano de Jerónimo, que era dueño de la taberna de la Parada, a un lado de la carretera comarcal, no se sorprendían de que Cándida tuviera tan selectos clientes en las horas antes de la cena: Angel, el edil, don Camilo, el edil de Castuera, Moisés, el sacristán, aunque menos frecuente, Plàcido, Juanortiz, Juanito, el Capitán de los gurriatos, Donemilio, el párroco, Francisco, el Patatero, Don Cipriano, cuñado del Capitán, Celestino, el carpintero…Manolito, y Hermógenes su hermano, el médico…

Todos se regocijaban por la iniciativa de Faustino, hermano de Antonio Cabanillas, y gerente del Comercio Nuevo al que las amas de casa se desvivían por ir a comprar los kilos de azúcar a granel, y el arroz valenciano que Antonio Cabanillas lo compraba directamente de Valencia, y a mejor precio, por lo que supuso la ruina de los comercios de la Mariamanuela y Arturo; pero, por lo que más ponderaban a Faustino fue por el hecho de haber organizado un partido de fútbol en el campo del Zalamea, en cuyo equipo formaban jóvenes de distintas quintas, del cual destacaba por el mayba de color blanco, y pelo rubio, del que Mariajesús, hijo de Isaac,y su prima Pepa que sentían el aliento de la lujuria por el RobertReford de las películas, especialmente la hija del pollo; Mariaortiz, la hija de Juanortiz, que se complacía al oír las alabanzas que las concurrentes hacían de su hermano, que estudiaba para médico en Sevilla, y era amigo de Marcos, su futuro cuñado in pectore; no pasaba desapercibido, por su juventud, y atractivo físico; y Emilio “de la fragua”, al que las mozas aplaudían sin arrobo cada vez que paraba un balón, del que se decía que tonteaba con una joven morena de Zalamea, de un descomunal atractivo físico, y con desmedida candidez a entregarse fácilmente en los brazos de Cupido…

-“No te dejes atrapar” -le advertía Cándida cada vez que concurría a tomar unos chatos con Antonio, hijo de la mesonera, que estudiaba el bachillerato en el Instituto Laboral de Villanueva…

No faltó a la cita del partido, Juliamurillo, la primogénita de don Hermógenes, a la que convenció, la Pepa de don Alfredo, el médico del seguro de Zalamea, y alcalde que fue de Malpartida, al que la gente no supo valorar el desvelo por sacar adelante a sus cuatro hijas, y el abandono de los servicios sanitarios de la localidad.

Nick's Blog

Nick Momrik: Asparagus is gross

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: