Añoranzas de otros tiempos IV. Continuación.

By: juanrico

Mar 14 2022

Category: Uncategorized

– las reuniones de los ínclitos paisanos en casa “ la Cándida” suponía un aire de frescura en el tedio diario de un pueblo sin historia…

Uno de los más audaces, el Capitán de los pardales

argumentaba que …

(Continuará)

…nunca se había venido de estaca de ninguna cacería; pero que, por su carácter y temperamento, y el gracejo que solía acompañar a sus chascarrillos, dejaba a los cazadores con la meliflua baba chorreando de sus desternillantes mandíbulas a causa del realismo con que dotaba a sus aventuras.

Eran tiempos donde la afición al fútbol no había alcanzado la popularidad extrema de tiempos posmodernos, y la temporada del levantamiento de la veda se esperaba tanto como los campesinos a las lluvias de otoño.

Cándida que, por oficio, los conocía a todos, sabía de qué pie cojeaba cada uno, y en qué muleta soportaba su imaginaria verosimilitud.

-“Cómo le gustaría a Donemilio cazar un conejo, dormido en su cama, de las orejas, y metérselo entre pecho y espaldas”!- retomaba la palabra de doble sentido y significación Juanito, al que no se le iba ni una si el tema era de cacería, al tiempo que Cándida repuso, abundando en la ironía del capitán de los gurriatos.

-“! A este Juan no se le escapa una, ja ja ja”! Y el grupo acompañó a la puntual chanza de la mesonera con sonoras carcajadas, pero el prelado acompañó a la distópica anécdota con estoica sonrisa….

Nick's Blog

Nick Momrik: Asparagus is gross

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: