Los Ex

By: juanrico

Dec 31 2017

Category: Uncategorized

Era la víspera de la Nochebuena. Nunca me había sucedido algo parecido con anterioridad: María de la Luna, que era una señora de las que se suele decir, -“quien tuvo, retuvo”- luce una complexión madura, aunque el transcurrir de los días no había dejado su delatora huella, ni siquiera el resentimiento había marcado con estrías verticales la piel del labio, a las que se las conoce como el código de barras. Siempre que me topaba con ella me saludaba con un cariñoso o tal vez insinuante- “hola guapo”, y no es que yo me considerara un adefesio, pero de ahí a ser tomado por un Adonis o un Efebo, dista un largo trecho. Sin embargo, su cortés saludo, que elevó mi autoestima, me dio pábulo para adentrarme en sus planes inmediatos de la cena de Nochebuena.

-No me lo puedo creer: ¿ tu ex-marido comparte el hule en familia ?

-Está muy solo -me explica sin compasión ni resentimiento en sus palabras. Yo alucinaba.

-Mis hijos lo han querido así, argumentando que papá está sólo.

-yo no lo quiero. Me es indiferente:¡ vamos, es como un aparador o un anaquel de la biblioteca !

-¿No hubieras preferido una cena en familia, pero sin un Ex?

-No sé que decirte, pero los Ex forman parte de la historia de la familia; y además, teniendo en cuenta el código genético. Es una verdad científica, ajena a los mitos. Son también parte de la familia, a pesar de los dictámenes del convencionalismo rampante.

-Hubiera preferido a mi amante de ahora al lado, pero sería un extraño, y los principios convencionales no me lo autorizarían…Menos aún mis hijos.

Debemos empezar a hojear el álbum de familia y resituar los momentos importantes; la familia ha aumentado, a pesar de que los parientes mas o menos próximos sean olvidados en los momentos felices. Los geriátricos suplen las ataduras del cariño familiar. Los hijos divorciados van por pueblo: si de aguantar se trata, ni un día de lluvia.

-Dame un beso, guapo, que tengo que preparar la cena de Nochebuena. Muá, muá.

María de la luna se despidió, como siempre, con aliento cálido en sus palabras; y, pude advertir en el contexto, sin demasiado agobio por el compromiso de la cena de Nochebuena.

¡ Sería una reunión de reproches, con los Ex, y, hasta un inédito “ volver a empezar” con burbujas espumosas al viento,!

Un sonado evento.

Advertisements
Nick's Blog

Nick Momrik: Asparagus is gross

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: