At Charly’s bar in Madrid (VII) Continuación

By: juanrico

Nov 15 2017

Category: Uncategorized

(Cont. VII )Casi no nos quedaban cigarrillos que cubriera toda la vigilia. La lata vacía de sopas de tomate Cambell estaba atestada de colillas de Sobereign. En esto estábamos la noche del atentado en la esquina de nuestra calle, cuando alguien tocó el timbre, y mis palpitaciones las podías sentir tu, como yo podía escuchar el tic tac acelerado de tu corazón. Miramos por la mirilla de la puerta, y nuestros temores se disiparon al comprobar que se trataba de Molly, la hija menor de las cinco hijas de la casera…

– ya heard the bludy blust, dirya? preguntó Molly desde la puerta de la buhardilla, sin esperar que la invitáramos a pasar.

-‘s been an awful bludy bomb set off just five minutes before the leaving time. Fortunately posponed date with him ( her sweetlad)…otherwise ‘dnt stay here. Bastards!

-du come in, Molly, please.!

Molly estaba espléndida aquella tarde noche de Belfast, cuando el apestado olor hediondo a carne y vísceras humanas todavía no se habían disipado, y las sirenas de las ambulancias y las unidades de UDP habían vuelto a patrullar, como de costumbre, las calles del Norte de Belfast, entre Shankill rd. y Falls rd., refugio de casas humildes, habitual de los católicos irlandeses, que servían de cobertura a la guerrilla del ejército republicano irlandés…

Nick's Blog

Nick Momrik: Asparagus is gross

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: