…la procesión de la Soledad en Malpartida en aquellos tiempos.

By: juanrico

Apr 13 2017

Category: Uncategorized


…Y las celebraciones se sucedían ayer como ahora a ritmo de las fase de la luna. Los próceres de la clerecía determinaron que Jesucristo fue crucificado a los cuarenta días de iniciada la Cuaresma, un viernes de luna llena.Ayer miércoles estaba pletórica la diosa de la noche: según los astrofísicos se podía contemplar la superficie del planeta solitario al ciento por ciento.

Dicen que el Plenilunio incita al fornicio: sin presunción, y sin temor a equivocarme, los mamíferos se aparean mejor a la luz del astro parásito: se huelen mejor los efluvios corporales, y los perfumes; se acarician mejor los secretos íntimos bajo la sombra gris de la luna; se esconden tras su pálida oscuridad los inconfesables deseos del placer.

Pasados los Idus de Marzo, los romanos hacían coincidir el inicio de la Primavera con las fiestas Saturnales, el dios de dioses con la exaltación de Venus, la diosa del amor y de Cibeles, la diosa de la fecundidad, sin olvidar las fiestas Dionisiacas de borracheras y comilonas. Será por algo.

…Y mientras tanto, en nuestro pueblo, Aristofano, envuelto en su sayón púrpura, de pasión y luto, recorría las calles de la Laguna, Francisco Franco y la calle Humbría, bajo la protección de la Dolorosa, y subía por la calle Los Mártires hasta la plaza de España, mientras el devoto gentío cantaba una y otra vez el Salve Regina, dirigido por el inefable sacristán, y los mozalbetes, con fuertes deseos de amor y arrumacos, acercaban sus encantos entre salves a la reina de sus amores. Pellizcos y más pellizcos…besos robados sobre labios húmedos, bajo la vigilancia de cristalinos brillantes de deseos y calor, como cervatillas asustadas.

-“Me ha pinchado el dedo con un alfiler, la muy zorra de tu prima”. ” Me ha hecho sangre”- protestó sin convicción suficiente como para hacerse creer.

-“Eso quiere decir que te quiere”- le repuse irónico

-“Estoy exultante: ha apretado fuerte su mano a la mía” – presumí no falto de petulancia de mi conquista.

-“la tienes en el bote”. Y está muy buena.”- repuso complaciente.

El grupo de músicos aficionados a hacer de cornetas en la mili, alzaban sus cuellos y cornetas al cielo estrellado de la noche en homenaje a la madre de Dios, y recorrían las calles y plazoletas del pueblo, entonando la Marcha Real, única partitura que a buen seguro dominaban a la perfección.

Advertisements
Nick's Blog

Nick Momrik: Trying to get a hole-in-one

Lens Cap

Casual glimpes into mundane suburbia

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Mataparda

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

cracking up

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

%d bloggers like this: